Estoy aqui para responder a tus preguntas de Marketing y ventas. ¡Pregúntame cualquier cosa!

Hola, ¿cómo puedo ayudarte?

¿Para qué nos sirven nuestras convicciones?

May 05
creencias-limitantes-1

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.” Henry Ford

Nuestras convicciones nos ayudan a tomar decisiones para evitar el dolor, o conseguir el placer más fácilmente.

Debido a ellas, no tenemos que empezar de cero cada vez que tomamos una decisión.

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.” Henry Ford

A veces, en los momentos de mayor dolor, miedo o emoción, buscamos alivio en nuestras convicciones  más arraigadas, nuestras certezas.

¿Conoces a alguien cercano que convirtió su dolor por una relación malograda en convicción de que jamás encontrará nuevamente el amor?

Algunas personas se resisten a toda información o vivencia que contradiga sus convicciones, y en un caso extremo, prefieren sufrir la soledad, depresión, e inclusive hasta la muerte- antes que renunciar a sus propias convicciones.

¿Tienes convicciones? ¿Cuáles te ayudan a vivir y cuáles te lo impiden?

Comparte en tus redes sociales
  • Arturo dice:

    Considero muy pobre la disyuntiva de entre el placer y el dolor como únicas alternativas a elegir; ambas dos están ubicadas en el nivel animal del bien sensible. Y es que el ser humano tiene una dignidad más alta para diferenciarse de los animales, tenemos el plano del bien intelectual superior donde optar por alternativas entre la verdad y el error o equivocación. También tenemos el plano activo de la voluntad para querer, entre dos bienes conocidos, aquel que es mejor. Es lo que nos permite querer conscientemente, amar con responsabilidad. Así, con los planos superiores de inteligencia y voluntad ejercemos el proceso de conocer y querer; es nuestra libertad para elegir entre alternativas superiores al placer y dolor, humanizándonos al poder optar por las virtudes que son los hábitos buenos, positivos; hasta la resiliencia para permanecer en la virtud y el bien a pesar del dolor, la heroicidad del bien arduo expresión de las más altas y profundas convicciones.

  • >